miércoles, 16 de abril de 2008

Otoño



El otro se fue. Muchas cosas se fueron, pero otras tantas permanecen y se quedan no más.


No me sorprendo mucho.


Ando breve, minima, pequeña en mis anhelos y calladita.

Les recuerdo.

5 comentarios:

kiantei dijo...

Del mismo modo en que tú eres recordada, querida o soñada.
Porque entre letras sin antifaces es cuando mejor se ve el alma, tan transaparente, tan como agüita de campo....aún en lo breve, en lo mínimo, en lo pequeño, en este Otoño.

Se le quiere.

teceo dijo...

Y mis ojos pendientes, minima pero escencial

fgiucich dijo...

Que grata sorpresa encontrarte. Abrazos.

Blood dijo...

No importa que tus letras sean breves si tu alma es inconmesurable. Un beso amiga mía.

Saludos sangrientos

Blood

Héctor Jorquera dijo...

calladito, le paso a recordar, que es otoño en todo el sur, abrazos