lunes, 21 de abril de 2008

Bello poema a propósito de las ausencia y esas cosas no explicables que suelen ocurrir a las personas que tienen algo más que músculo cardiaco en el ♥

Por Julio Garcia

Canción

Allen Ginsberg

El peso de este mundo
es el amor.
Debajo de la carga de la soledad,
debajo de la carga
de la insatisfacción

el peso,
el peso que cargamos
es amor.

¿Quién podría negarlo?
Toca al cuerpo en los sueños,
crea milagros en el pensamiento,
en la imaginación padece
hasta que se concreta en otro cuerpo
-y mira desde el corazón
ardiente en su pureza-
porque la carga de la vida
es el amor;

sin embargo llevamos la carga con fatiga,
por eso es que debemos descansar finalmente
en brazos del amor,
descansar en los brazos del amor.

Sin amor no hay descanso,
no se duerme sin sueños
de amor-
Y aunque estés loco, obsesionado
con ángeles o máquinas,
el deseo final es el amor.


-Nunca es amargo,
y no sabe negarse,
no sabe contenerse aunque lo nieguen

es demasiado el peso.

-Y da sin esperar a cambio nada,
así como la idea nos es dada en soledad
en toda la excelencia de su exceso.

Los cuerpos tibios brillan juntos en lo oscuro,
la mano busca el centro de la carne,
la piel tiembla feliz
y el alma llega alegre al ojo-

Sí, sí,
esto es lo que quería,
es lo que siempre quise,
volver
al cuerpo
en que nací.

11 comentarios:

Unmasked (sin caretas) dijo...

Descansar en brazos del amor, eso lo resume todo.

Como andamos?

No te veo, estas con mucho laburo?

Un beso enoooorme

Petra

kiantei dijo...

Como que andamos y no andamos eh...
A usted le está haciendo falta un abracito cototo.

Faracita dijo...

Amiga...
regresaste a escribir!!!

Ese músculo que nos hace vivir y a la vez hace que duela vivir... no?

Un abrazo enorme y espero verla pronto!

Cardo dijo...

Siempre:
Puedes visitar mi blog?..
Tengo un gran favor que pedirte...
De antemano... mil gracias!!!

Cardo

juanmosquera dijo...

...nunca estará ausente la palabra ausencia...

Rodrigo dijo...

abrazo de plaza abierta...de esos que se dan cuando nos reconocemos de esquina a esquina y en diagonal...y el cielo se apaloma y confirmamos que, aún cuando pasen los días y los años, hay cosas que perduran...

R.

teceo dijo...

Que bello!, por aqui siempre pendiente de ti

The queen of machines dijo...

Qué alegría volver a saber de Usted por estos lados del bló.
Aunque diga tenerlo abandonado.. yo hace mucho que no lo visitaba.

con respecto al amor..paso.

Alemamá dijo...

Gracias por leerme y comentar en mi sitio. Ojalá vuelvas renovada al blog. Es linda eta afición.
Besos.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Donde andamos?

No te veo por ningun lado, no me digas que estas ocupada, una nota me podes dejar en mi bandeja o blog, o donde sea.

Se te extrana, che. Es culpa del carino. :)

Petra

Rodrigo dijo...

ya. volví del silencio. breve entodo caso. pero ando dando señales....podrías hacer lo mismo, te parece?